domingo, 15 de mayo de 2011

Natalia Sergeevna Goncharova (Nagayevo, 1881 - París, 1962)






Las primeras obras de Goncharova están impregnadas del espíritu popular ruso, aunque fraguadas en el lenguaje moderno que había aprendido de las vanguardias artísticas francesas, y en particular de Matisse y de Cézanne. Sus cuadrosneoprimitivos, como el políptico de 1911 titulado "Los evangelistas" (San Petersburgo, Museo Ruso), se caracterizan por un ambiente sobrio e icónico, plasmado mediante formas geométricas. Durante la primera década del siglo veinte, la artista trabajó en el ámbito del arte ruso joven, realizando también ilustraciones de libros y diseños para vestuarios y decorados de teatro. Tras una serie de controvertidas exposiciones, entre las que cabe citar la individual que tuvo lugar en 1910 en la Asociación de la Libre Estética de Moscú, que provocó escándalo, la artista se consagró, como pintora y como propulsora de su teoría, al grupo La cola de caballo, surgido en 1911 a partir de una iniciativa de Larionov; entre sus miembros se contaban figuras tan destacadas como Vladimir Tatlin y Kazimir Malevich. Más o menos por esa misma época el talento de Goncharova empezó a tener resonancia en el extranjero; prueba de ello son las exposiciones en las que participó, tanto en Múnich (en la muestra de Der Blaue Reiter de 1911) como en Londres.
El interés de Goncharova abarca aspectos y géneros del arte visual tan variados como la pintura, la obra gráfica y el diseño decorativo, con una morfología que incluye diversas contaminaciones estilísticas, desde el arte bizantino y el folclore ruso hasta el Cubismo y el Futurismo. Goncharova dio un paso significativo cuando fundó, junto con Larionov, el movimiento denominado Rayismo (en ruso Luchizm), cuyo manifiesto se publicó en 1913 con el título Rayistas y Futuristas. Entre sus obras rayistas de la primera época cabe destacar "Gatos" (1913, Nueva York, Solomon R. Guggenheim Museum), magnífico ejemplo de su nuevo modo de construir el espacio mediante la observación de los rayos de luz que se reflejan sobre la superficie de los objetos.
En 1914 Goncharova y Larionov fueron a París, donde diseñaron el vestuario y los decorados para la ópera-ballet rusa Le Coq d'Or; al mismo tiempo celebraron una exposición en la Galerie Paul Guillaume. Tras una nueva estancia en Rusia (la última y muy breve), la pareja viajó primero por Europa antes de instalarse en 1917 definitivamente enParís, donde pasarían el resto de su vida; en 1938 se les concedió la ciudadanía francesa. Goncharova participó en numerosas exposiciones en el extranjero, presentó obras a los salones parisinos y, junto con Larionov, con el que se casó en 1955, trabajó intensamente como diseñadora de decorados para obras de teatro, ballet y ópera, entre las que cabe destacar El pájaro de fuego de Stravinsky, el ballet Sur le Borysthene deProkofiev y el ballet ruso Bogatyrs de Massine.






No hay comentarios:

Publicar un comentario